NAVIDAD EN INSTAGRAM

#CuentosdeNavidad @patriciapeyro

—Qué espanto lo de la positividad compulsiva de Instagram —comenta Carlos a Nuria, mientras ojea el móvil—.¿Esta chica no era compañera tuya?  Resulta que ahora nos da lecciones a todos.

­            –¿Qué? Déjame ver—contesta, arrancándole el móvil de las manos para leer el texto que le ha señalado él—. “Para hacer tus sueños realidad, lo primero que tienes que hacer es creer en ellos. Sin vergüenza ni arrepentimientos. Y luego, definirlos bien, mejor por escrito”.

—Palabrita de influencer, claro —ratifica Carlos.

—Exacto. Y para muestra, un botón. Te leo su carta a los Reyes.

Queridos Reyes Magos,
 Llegó el momento de hacer balance, y este año me he portado bien. He aprendido  algunas cosas importantes, por ejemplo, que el capricho y la necesidad no son fuerzas opuestas, sino que hacerlas complementarias depende de uno mismo.
            Porque mis propósitos de año nuevo no son muy distintos a los que tuve la última vez, pero sí un año más maduros, con 365 días más de experiencia, cada vez sé mejor lo que me conviene.  Por eso quiero, necesito —me urge—, un maletín ejecutivo elegante pero a la vez moderno y funcional. Algo que vaya con mi personalidad y con lo que quiero mostrar de mí a los demás. ¿No dicen los coaches que uno se debe vestir, no de acuerdo al puesto que ocupa, sino al que quiere aspirar?
           Por favor, traedme un buen maletín que aporte distinción a mi vida.

—¿Y qué pasa con el maletín al final? Déjame adivinarlo— dijo Carlos, entre asqueado y burlón.

Ella le mostró una imagen de Instagram:

—Pues míralo —contestó, mostrándole unas imágenes de Instagram—. Aquí lo tienes, dos días después, en un post patrocinado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio utiliza cookies para una mejor experiencia. Si continúa navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies