CRUSTÓ-ADICCIÓN:  ¡DEFENDAMOS AL PAN COMO SE MERECE!

Panes Crustó

No es ningún secreto que las modas afectan también a nuestra dieta.  Ni que algunos alimentos de repente cogen “mala fama” y les cuesta una Odisea el recuperarse.  Ya pasó hace años con el huevo y, desde hace un tiempo, le ha pasado al pan. Sin embargo, hoy vamos a romper una lanza a su favor, poniendo el ejemplo de Crustó, una panadería-pastelería de las que hacen afición y a la que seguro ya le habréis puesto el ojo tanto en Barcelona como en Madrid.

Las principales culpables de la campaña anti-pan son las dietas proteinadas:  esas que prometen resultados muy rápidos pero han mostrado ser cualquier cosa menos saludables.  Sin embargo, son muchos los mitos falsos que rodean al rey de la mesa y al que ha sido la base de la cocina mediterránea de toda la vida.

Crustó:  una boulangerie en un entorno artesano y contemporáneo

Rafael Campos y Ronit Stern, dedicados ambos al negocio textil, decidieron dar un cambio a sus carreras para satisfacer las necesidades de muchas personas actualmente: la de poner un buen pan en sus manteles. Además, sus locales de diseño son agradables para poder merendar, o tomar un brunch los domingos; aunque el verdadero protagonista es el pan.

El pan, con moderación, se puede mantener en una dieta saludable

Panadería Madrid

Creo que el pan es un alimento tan cotidiano que muchas veces no le prestamos mucha importancia, pero debería ser al revés: los alimentos que más habitualmente tomamos son a los que debemos prestar más atención. En un buen restaurante, siempre me fijo primero en el pan, si lo más básico no está cuidado ¿cómo será el resto?

No me considero una experta ni mucho menos, pero autores como Aitor Sánchez en Mi Dieta Cojea o Amalia Panea en Cambiar de vida es fácil si te dicen cómo me han hecho tener una serie de criterios para seleccionar un pan acorde con mis necesidades, porque para mi es el cimiento de todas mis comidas. Muchas personas lo han eliminado de sus dietas porque “engorda”; sin embargo, con ciertos consejos (de los que podemos hablar en otra entrada) se puede seleccionar un pan de calidad que no solo sea saludable, si no que incluso evite que comamos otras cosas que sí que no lo son.

Crustó el mejor pan

Y tú, ¿cuántos tipos de pan conoces?

En Crustó ofrecen un pan artesanal (se puede ver al propio panadero en el local elaborándolos) y de fermentación lenta (unas 18 horas). Este último dato es importante, porque el pan “rápido” utiliza masas poco nutricionales e indigestas ¡las cosas buenas requieren su tiempo! Además, en Crustó se pueden elegir distintas variedades de pan: pan integral, pan con aceitunas, pan con queso… lo que convierte a comprar el pan en una experiencia gourmet. ¡Yo cada día según pegue con mi comida o mi ánimo compro un tipo! ¿Energía? Un pan con nueces y pasas. ¿Vienen invitados? Pan con tomates cherris es siempre una buena idea.

Muchas personas y grandes expertos gastronómicos critican estas nuevas “boutiques del pan” porque consideran que los precios no son acordes con los panes que ofrecen. En ocasiones, tienen razón, ya que probablemente la panadera de nuestro barrio venda un pan parecido y no a ese precio. Sin embargo, Crustó se ajusta en todos los niveles, ya que no solo ofrece un buen pan; si no que a amantes del pan como yo, les da diferentes y divertidas alternativas a precio razonable. ¿Te animas a probarlo?

Crustó en Madrid

Zurbano, 26

Gaztambide, 3

José Lázaro Galdiano, 6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio utiliza cookies para una mejor experiencia. Si continúa navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies